La aparición en el mercado de Windows 95 obliga a los desarrolladores de software a adaptar sus productos a las nuevas características del entorno y, por lo tanto, es necesario disponer de herramientas de programación adecuadas. En las siguientes páginas el lector encontrará una completa información acerca de las utilidades de programación que actualmente se encuentran disponibles y que soportan las nuevas características de Windows 95. Como puede comprobar tan sólo se comentan productos de Borland y Microsoft, ya que son los únicos que están disponibles o lo van a estar en breve tiempo, de hecho nosotros no hemos podido trabajar con las versiones definitivas aunque el resto de fabricantes importantes (Symantec, Watcom, MetaWare, etc) están trabajando en nuevas versiones de sus compiladores para soportar el nuevo entorno de Microsoft.

Borland C++ 5.0

La esperada nueva versión del compilador de C/C++ de Borland, que actualmente se encuentra en fase beta, continúa con la línea marcada por el fabricante en anteriores versiones del producto. Disponemos de un entorno de desarrollo integrado desde el cual es posible diseñar todos los elementos necesarios para crear una aplicación: editar fuentes en C con resalte de la sintaxis, edición de recursos, depuración del código, configuración de las opciones de optimización del compilador, etc. Como características más importantes resaltar la implementación de las últimas especificaciones ANSI del lenguaje C, incluyendo Namespaces, y soporte documentado para realizar desarrollos con las Microsoft Foundation Classes (MFC). Los lectores interesados en profundizar en este tema pueden consultar el ejemplar de PC World correspondiente al mes de Octubre.

Borland Delphi 32

En esta nueva versión del ya popular Delphi, Borland ha integrado un nuevo compilador de 32 bits que explota las capacidades de los procesadores 386, y superiores, de la familia 80x86 de Intel además de soportar las nuevas características que Microsoft ha incluido en Windows 95. Delphi es un entorno visual de desarrollo de aplicaciones que utiliza una implementación del lenguaje Pascal. A diferencia de otros productos similares, Delphi es un lenguaje compilado, lo cual hace posible realizar programas que se pueden ejecutar de forma independiente del sistema de desarrollo sin necesidad de incluir ninguna DLL para poder ejecutar las aplicaciones desarrolladas con Delphi.

La forma de trabajar con Delphi es sencilla. Tan sólo debemos ir creando los elementos visuales que el usuario observará en la aplicación una vez terminada. A medida que vamos creando dichos elementos se van añadiendo los procedimientos que gestionarán la interacción del usuario con los recursos visuales (botones, menús, cajas de diálogo, etc) que forman el programa.

De esta forma al trabajar con Delphi utilizamos, fundamentalmente, tres ventanas. En una de ellas se editan los recursos del programa, en otra se asigna a cada uno de los recursos sus propiedades y se definen los nombres de los procedimientos que gestionarán la interacción del usuario con dichos recursos y, finalmente, en la tercera ventana editamos el código fuente en Pascal de cada uno de los procedimientos. Como es lógico también es posible definir recursos que no son visuales, como por ejemplo los temporizadores o timers que son soportados por el API de Windows y que, en muchos casos, resultarán de gran utilidad.

Otra característica importante de Delphi es el acceso a bases de datos que proporciona al programador, ya que de una forma transparente es posible acceder a bases de datos SQL, ya sea de forma local o en entorno cliente/servidor, o a otro tipo de bases gracias al soporte del estándar ODBC que el paquete incluye. Se debe tener en cuenta que, al igual que ocurre con la versión de Delphi para Windows 3.1, existirán dos versiones del producto: una profesional, con soporte para entornos cliente/servidor y de una extensa gama de servidores, y otra, con un precio inferior, para desarrollar aplicaciones que funcionan sobre una sóla máquina. Por otra parte, desaparece el soporte para controles VBX, incluyéndose en su lugar los nuevos controles OLE de 32 bits denominados OCX.

Microsoft Visual C++ 4.0

Aquellos programadores interesados en desarrollar aplicaciones comerciales, o programas altamente optimizados, no tienen más remedio que recurrir al lenguaje C. Desde hace ya algún tiempo, los fabricantes de compiladores de C se han subido al carro de la programación visual y Microsoft, como no podía ser menos, también lo ha hecho.

Visual C++ 4.0 posee algunas características muy atractivas. Debemos destacar que es una de las pocas opciones disponibles si deseamos realizar un desarrollo multiplataforma, es decir, que corra sobre máquinas Intel, Apple Macintosh, MIPS, Alpha y PowerPC. Esto es posible ya que el sistema operativo Windows NT ha sido portado a todas las plataformas hardware anteriormente mencionadas, excepto Macintosh. En esta versión se ha incluido un nuevo entorno de desarrollo, desde el cual es posible editar los recursos que usaremos en las aplicaciones e incluso depurarlas una vez compiladas.

Por otra parte, la implementación del lenguaje C++ realizada por Microsoft, soporta plantillas y excepciones, así como la identificación de tipos en tiempo de ejecución. Si su problema es cómo portar a 32 bits aplicaciones de 16 bits, entonces la versión 3.0 de las Microsoft Foundation Classes pueden ayudarle, siempre y cuando su proyecto utilizara la versión anterior de dichas clases.

Microsoft Visual Basic 4.0

Visual Basic 4.0 se presenta en tres versiones: estándar, profesional y empresarial. La primera de ellas está orientada al desarrollo de aplicaciones de 32 bits mientras que las dos restantes soportan hacen posible la realización de programas tanto de 16 como 32 bits. El paso de la versión de 16 a 32 bits, o al revés, se consigue con la simple recompilación del código fuente. La nueva versión de Visual Basic hace posible el desarrollo de aplicaciones de 32 bits que se ejecutan sobre Windows 95 y Windows NT. Además se han añadido herramientas para la distribución de componentes a través de red, mediante la técnica llamada Remote Automation Technology (Tecnología de Automatización Remota). Una de las características más atractivas para los desarrolladores es la migración automática de las aplicaciones desarrolladas para Windows 3.1 a Windows 95 y Windows NT.

Es posible crear servidores de automatización OLE reutilizables y programables, mediante los cuales es fácil crear objetos reutilizables sin necesidad de crear DLLs mediante otros lenguajes de programación como C. Una vez creados estos objetos, podrán ser utilizados por cualquier aplicación que soporte la automatización OLE. Se ha añadido la posibilidad de insertar objetos OLE como controles, de forma que se pueden insertar en aplicaciones cliente OLE.

En el paquete se incluye Visual Basic para Aplicaciones, de forma que con un sólo lenguaje de programación es posible realizar productos compatibles con Microsoft Office. Resaltar que el entorno integrado de desarrollo, o IDE, permite el uso de add-ins, o complementos, para de esta forma añadir nuevas funciones al entorno de programación.

En el campo de la gestión de bases de datos se ha incluido una nueva versión del motor Jet, el mismo sistema utilizado en Microsoft Access. Mediante esta mejora los programadores pueden acceder, a través de la automatización OLE, a las capacidades de Jet 3.0: replicación, mediante la cual es posible mantener sincronizados los datos de varias bases; tecnología Rushmore, que optimiza la consulta de bases de datos; actualizaciones y eliminaciones en cascada, que realizan la actualización de una tabla cuando se modifica una parte de la misma; gestión de conexiones, que proporciona una gestión más eficiente de las con