Hablar por teléfono puede salirle gratis o al menos una parte de sus llamadas, siempre y cuando no le importe escuchar publicidad.

Esto es lo que propone la compañía Granfon a través de su servicio GratisTel, para contratarlo sólo hace falta ser titular de una línea telefónica fija y aceptar la recepción de mensajes publicitarios en las comunicaciones que elija cada usuario, a cambio de la gratuidad total de la llamada, siendo el anunciante el que abona en su totalidad el coste de la llamada.

Para poder abonarse a él, solo hace falta que el usuario solicite a la empresa el contrato de suscripción gratuita, y automáticamente se da de alta el servicio. A partir de este momento, el abonado podrá realizar las llamadas que quiera, marcando un prefijo antes del número elegido y de que se lleve a cabo la conexión con su interlocutor escuchará un primer mensaje publicitario de 10 segundos de duración, una vez que se haya establecido la comunicación, y una vez transcurrido un minuto aproximadamente se escuchará otra inserción publicitaria de otros 10 segundos.

La tercera se producirá a los 2 minutos de conversación y así sucesivamente. En principio y hasta que el servicio esté plenamente establecido en nuestro país, todos los abonados podrán utilizar un tiempo máximo de 15 minutos diarios sin posibilidades de acumularlos y tan sólo será posible realizar llamadas dentro de la Comunidad de Madrid.