La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y Google se han visto en la Audiencia Nacional, donde Google ha acudido para defender su derecho a enlazar contenidos. Google se ha visto obligado a acudir a los tribunales para defender su modelo de negocio.

En una vista celebrada en la sección de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional, y tal y como informa Europa Press, Google ha negado que tenga cualquier responsabilidad en los contenidos indexados. Es más, ha defendido su derecho a enlazar páginas externas y a no retirar información. “Hacerlo supondría una fórmula de censura”, ha destacado Luis Javier Aparicio Falón, abogado de Google.

La vista se ha celebrado para estudiar cinco casos que han solicitado lo que se considera “derecho al olvido”. El contenido, que afecta a diferentes páginas Web, entre ellas referencias a boletines oficiales o informaciones de prensa, ha sido catalogado por la AEPD como “potencialmente difamatorio” y, en algún caso, llega a ser perjudicial para la seguridad de una persona.

Luis Javier Aparicio Falón ha asegurado que los buscadores son un “nexo con la información, que por ley no tienen ninguna responsabilidad de los contenidos en nuestro país” (algo que, en opinión del Abogado del Estado, no es cierto) y recordó que las demandas no tendrían que estar interpuestas contra Google, sino contra los creadores de contenido. “Pedir a los buscadores que retiren la información de forma arbitraria es muy peligroso porque los buscadores son una parte fundamental de la sociedad de la información y se estaría atacando a la libertad de expresión”.

Peter Barron, director europeo para relaciones externas de Google, ya mostró la postura oficial del buscador al asegurar que “no estamos de acuerdo con las acciones del regulador español. Las leyes tanto españolas como europeas responsabilizan al editor de su propio contenido. Exigir a intermediarios, como los motores de búsquedas, que censuren material publicado por otros tendría un espeluznante y profundo efecto en la libertad de expresión sin proteger la privacidad de la gente”.

La solución para Google pasa por que los editores utilicen las herramientas que existen para limitar el acceso de cierta información a la Red.

Pero más allá de estos cinco casos, la AEPD ha solicitado a Google la retirada de cien enlaces al entender que estos “son potencialmente difamatorios”.

Cabe recordar que en diciembre, Artemi Rallo, director general de la AEPD, se refirió, en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados, a la creciente preocupación de la sociedad española ante la privacidad de sus datos. Así, aseguró durante su discurso, que “los prestadores de los principales servicios de Internet han cruzado ya, en varias ocasiones, las líneas rojas del respeto a la privacidad”, refiriéndose a la polémica que ha mantenido con Google con el lanzamiento de Google Buzz, a los problemas que también ha mantenido con Google Street View. Facebook y Yahoo! también han estado en el punto de mira de Protección de Datos.

De hecho, ésta no es la única polémica entre la comunidad Internet y las autoridades españolas, dado que hemos asistido al enfrentamiento entre la sociedad internauta y el Ministerio de Cultura y la SGAE por el intento de aprobar una ley que proteja los derechos de autor frente a las descargas de Internet.