Esta nueva ‘edición empresarial’ deGoogle Glass tendrá una pantalla más grande y un procesador Intel Atom, además de una batería externa opcional, según 9to5 Google, que cita fuentes familiarizadas con los prototipos avanzados del dispositivo. Esto aportaría más rendimiento y más autonomía al modelo.

Inicialmente ideadas para el gran consumo, las gafas de Google tienen un gran potencial en el entorno empresarial, según el analista de IDC Ramón Llamas, que señala que sería inteligente por parte de Google ofrecer una nueva versión para empresas, por lo que, de ser ciertas las informaciones, sería un acierto.

Aparte de las mejoras en rendimiento y la autonomía, también serán importantes las aplicaciones, dice el experto, porque “de otra manera, es sólo una pieza de vidrio y metal".

En este sentido, el analista apunta a que Google probablemente apostará por un enfoque vertical en este ámbito, con apps corporativas adaptadas a los sectores de servicio al cliente, industria, salud, etc. También cree positivo que se introduzcan mejoras en el diseño, combinando estética y tecnología.