La compañía Google podría salir a bolsa a principios del año que viene, y por ello está considerando la realización de una gran subasta en Internet de sus acciones. El diario Financial Times afirmaba en su edición online que los directivos de Google se habían reunido con diversos inversores bancarios para valorar su interés en caso de que realizaran una OPV (oferta pública de venta). La decisión de esta compañía, que nació hace cinco años, de pasar a ser pública se espera que cree una enorme agitación entre los inversores.