La característica Street View coloca a los usuarios al nivel de la calle para darles la perspectiva de los conductores y los peatones. Pero no ofrece imágenes estáticas, sino que los usuarios son libres de caminar y ver restaurantes y otros puntos de interés ubicados a su alrededor. En un vídeo introductorio de Google que puedes ver aquí se muestran divertidos ejemplos.

De momento sólo unas cuantas ciudades de Estados Unidos disponen de mapas de este tipo (realizados con vehículos equipados con cámara para captar las imágenes a nivel de calle): San Francisco, Nueva York, Las Vegas, Miami y Denver. Pero la compañía dice que se añadirán más en un futuro.

Google también ha anunciado que ahora es posible construir pequeñas aplicaciones que interactúen con los mapas. Se llaman Mapplets y son gadgets que permiten a terceros desarrolladores crear mini-aplicaciones que se muestren en Google Maps al estilo de los Google Gadgets que ahora se muestran en iGoogle.

Los Mapplets llevan el concepto más allá, según Google. En un principio, los desarrolladores podían construir aplicaciones sobre los mapas y ponerlas a disposición de los usuarios en un sitio web específico. Ahora estas aplicaciones se pueden empaquetar como un Mapplet de manera que múltiples mapas se puedan combinar en un único sitio web.