Google utiliza un complejo algoritmo para decidir el puesto que ocupa cada sitio web en las páginas de resultados de las búsquedas. Este algoritmo tiene en cuenta más de doscientas variables que cambian constantemente y es “absolutamente imposible de manipular”, asegura Enrique Muñoz Torres, gerente de producto de búsquedas de Google. De hecho existe una serie de prácticas habitualmente empleadas por muchos webmasters para mejorar el posicionamiento de sus websites en los buscadores que Google califica directamente de “técnicas maliciosas ilegítimas”. Muñoz Torres afirma que estas prácticas “tratan de mejorar artificialmente el posicionamiento de los sitios empleando textos ocultos o colocando enlaces indiscriminadamente en cientos de webs”. De hecho, el intercambio de enlaces que está tan de moda entre los websites y los blogs para mejorar su visibilidad puede incluso llegar a ser contraproducente, según explica este experto, “ya que los enlaces que incluya una página web tienen que ser relevantes”. Estas tácticas, que Google detalla en sus normas de calidad, “están totalmente prohibidas, y los sitios web que las utilizan pueden llegar a ser incluso eliminados de nuestros resultados de búsqueda”, explica Muñoz Torres. Aunque Google no facilita cifras de ningún tipo respecto al número de websites que son eliminados de sus listas por el empleo de estas técnicas, es previsible que el número sea elevado.

Para facilitar a los webmasters el diseño, mantenimiento y mejora de sus sitios web, Google cuenta con un Centro de Asistencia para Webmasters donde ofrece gratuitamente consejos, ayuda y herramientas para que sus páginas web obtengan más visibilidad. “Como si de una tienda se tratase, para mejorar un sitio web es necesario que el contenido que incluye sea relevante para sus visitantes, que la presentación y organización sea adecuada, y que su navegabilidad sea óptima”, explica Enrique Muñoz Torres. Entre las herramientas para webmasters se encuentra Sitemaps, que permite a los webmaster definir la estructura de su sitio web para facilitar el trabajo de rastreo de Google. “Esta herramienta es especialmente adecuada para sitios web cuyos contenidos se generan de forma dinámica”, afirma Muñoz Torres. Sitemaps está mantenida ahora por un consorcio de compañías en el que participan otros buscadores, “por lo que definir un website en Sitemaps garantiza que será mejor indexado por todos los motores de búsqueda”. Entre las herramientas para webmasters Google también cuenta con un apartado en el que se muestran las páginas que no han podido ser rastreadas y una explicación del problema para que pueda ser resuelto.

Por otra parte, la compañía también pone a disposición de los propietarios de los sitios web herramientas de estadísticas y análisis para que puedan evaluar el rendimiento de sus sitios web teniendo en cuenta distintos parámetros. Y, además, en Google Trends se pueden observar las tendencias de búsqueda a nivel mundial, con los términos más solicitados y los que van entrando a las listas de cada uno de los idiomas. Como explica Bernardo Hernández, director de marketing de Google España y Portugal, “nuestro objetivo es ofrecer los mejores resultados de búsqueda, y por tanto nos interesa que la información que esté en Internet sea lo más adecuada posible”. Hernández explica que Google dedica el 70% de sus recursos al negocio de las búsquedas, “donde todavía queda muchísimo contenido por incluir, ya que se considera que actualmente sólo el 15% de la información existente está disponible en Internet”. De cara al futuro la compañía pondrá mayor énfasis en integrar los resultados de las búsquedas independientemente del tipo de contenido de que se trate, algo que “ahora ya ofrecemos, pero de forma parcial, ya que si alguien busca un término del que hay información en imágenes o noticias, le ofrecemos primero esos resultados destacados para facilitar el proceso”.