Google ha dado a conocer los últimos avances de su Project Loon. El ambicioso proyecto lleva gestándose un par de años y pretende transmitir señales celulares LTE desde globos situados a miles de metros del suelo, muy por encima de la altitud que alcanzan los aviones de pasajeros.

La iniciativa ha avanzado en áreas como la fabricación de los globos, en su resistencia, en la plataforma de lanzamiento, el seguimiento de los globos y la recogida.

Así lo ha explicado en un vídeo el responsable de ingeniería del proyecto en Google, Mike Cassidy, que ya es posible producir uno de estos globos en pocas horas, con lo que “nos acercamos al punto de poder desplegar miles de globos".

Según Google, ya disponen de un sistema de lanzamiento fiable y automatizado con grúas, que permite poner en el aire docenas de globos al día por cada Google.

En una conferencia en marzo, un ejecutivo de Google indicó que los globos permanecerían hasta seis meses en el aire, y ahora el responsable del proyecto de ingeniería añade que la empresa ha desarrollado un sistema para predecir cuando aterrizarán y retirarlos.

Los ensayos se están realizando con Telstra en Australia, Telefónica en América Latina y con Vodafone en Nueva Zelanda.

Aunque no hay detalles sobre el despliegue comercial, la compañía dice que muy pronto cualquier persona con un smartphone tendrá acceso a Internet en cualquier lugar del mundo.