Importante avance en el desarrollo de Google Drive para alcanzar una mayor masa de usuarios. Y es que la popular herramienta cloud del buscador (que mezcla almacenamiento en la nube y la antigua suite ofimática Google Docs) ha incorporado una nueva funcionalidad que permite a los usuarios acceder a sus documentos sin necesidad de una conexión a Internet mientras están utilizando el navegador Chrome de la propia compañía.

Así, los usuarios de Google Drive ya no tienen que preocuparse por el acceso a sus documentos sin necesidad de una conexión a Internet. En ese sentido, con la nueva sincronización posibilita leer y editar cualquier documento, hoja de cálculo o presentación, incluso cuando cuando no haya acceso a la Red. Para utilizar esta función debe instalarse la Chrome Web App y habilitar el acceso sin conexión en el cuadro de diálogo que aparece.

 Chrome ya ofrecía hasta el momento la edición de documentos individuales offline pero requería que el usuario decidiera previamente qué archivos quería sincronizar. Ahora la app lo hace de forma automática, sincronizando los cambios en los archivos una vez se recupere la conexión a Internet.

Además de beneficiar a los usuarios de Chrome, la sincronización automática también debe ayudar a solventar algunas de las críticas que han recibido los Chromebooks de Google. A pesar de que los detractores afirman que los Chromebooks son inútiles sin una conexión a Internet, eso no es realmente verdad dada la abundancia de aplicaciones offline disponibles.