Las búsquedas que realiza el motor de imágenes del gigante volverá a ofrecer unos resultados más conservadores con respecto a términos ambiguos que puedan terminar ofreciendo imágenes subidas de tono.

“Estamos simplificando los controles SafeSearch en la búsqueda de imágenes y el nuevo control por defecto es similar a lo que la mayoría de los usuarios tenían antes como “moderado”, aseguran fuentes de Google.

Así los usuarios que busquen pornografía, lo que todavía será posible a través de la página de búsqueda, tendrán que ser más explícitos en sus búsquedas.

“Queremos mostrar a los usuarios exactamente lo que buscan, pero también estamos decididos a no mostrar resultados sexualmente explícitos, a menos que se quiera realmente. Empleamos algoritmos para seleccionar los resultados más relevantes para cualquier consulta. Si estás buscando contenido adulto, puedes encontrarlo, sin tener que cambiar los controles por defecto, solo tienes que ser más explícito en la consulta, si los términos utilizados son potencialmente ambiguos. Los controles del buscador de imágenes funcionan del mismo modo en las búsquedas web y en las de video”.

El cambio solo será efectivo cuando SafeSearch se active por defecto. Cuando se conecta, Google intentará bloquear porno por búsquedas más explícitas.