A petición de tres congresistas, el Comité de Inversiones Extranjeras del Departamento del Tesoro de Estados Unidos investigará la venta del negocio de PC de IBM al grupo chino Lenovo, una operación valorada en 1.750 millones de dólares. Estos tres congresistas republicanos, todos presidentes de diversos comités del Parlamento estadounidense, han cuestionado la idoneidad de la venta porque daría acceso al gobierno chino a tecnología avanzada y bienes corporativos, además de tecnologías sujetas a licencias y cuya exportación está controlada por Estados Unidos.

La investigación tendrá una duración de 45 días y dará como resultado un informe que se enviará al presidente de Estados Unidos, según el sitio web del Departamento del Tesoro. El presidente tendrá 15 días para anunciar la decisión final. Aunque los expertos no creen que la venta se bloquee por completo, afirman que es posible que se vete la venta de las operaciones de I+D, esencial para Lenovo como refuerzo de su posición competitiva contra su rival Dell.