A pesar del grandioso espectáculo que ha acompañado al esperado lanzamiento del nuevo sistema operativo Windows XP de Microsoft, la compañía podría no obtener los resultados esperados. Gartner predice que el sistema operativo sólo estará instalado en el 16% de los PC que se adquieran en 2002, mientras Windows 2000 estará presente en un 41 % de estos equipos. "Windows XP es claramente sólo un cambio o incremento de Windows 2000 Professional", afirma el analista de Gartner Michael Silver. Para actualizar los PC ya instalados en la empresa, "muchas compañías verán un cierto retraso a la hora de invertir en la actualización de las máquinas con Windows 2000 a Windows XP" .

Gartner ha afirmado también que la aparición del nuevo sistema operativo de Microsoft no va a dirigir las ventas de PC a lo largo de los últimos meses de 2001. De he hecho, la consultora prevé una caída del 13 % de las ventas de PC para el cuarto trimestre, comparado con el mismo periodo del año anterior.