Las consolas portátiles Game Boy Advance de Nintendo serán en un futuro inalámbricas, y admitirán hasta 5 jugadores a la vez a través de una conexión de radio a 2,4 GHz. Para ello utilizarán un accesorio inalámbrico con un chipset de alta velocidad que requiere baja potencia desarrollado por Motorola. El chipset contiene un procesador RISC (reduced instruction set computer) en banda base de 32 bits y un radio-transceptor. El protocolo de comunicación TDMA (time division multiple access) permitirá a los dispositivos comunicarse a una velocidad similar a la de las conexiones con cable, según asegura Motorola. El procesador resiste interferencias en la señal de radio y requiere un bajo consumo de potencia, según la compañía.

El adaptador inalámbrico será lanzado en Japón durante la primera mitad de 2004, y se venderá junto con dos juegos de Pokemon conocidos en Japón como FireRed y LeafGreen. Motorola no ha querido aclarar cual será su precio.

www.nintendo.es