Haciendo realidad el concepto de movilidad versátil, Fujitsu anuncia el Lifebook S710, un nuevo portátil orientado a usuarios que necesitan portabilidad, ofreciendo un buen equilibrio entre su bajo peso de algo más de dos kilos y un alto rendimiento.

El Lifebook S710 ha sido creado para aportar el máximo de conectividad y ergonomía, convirtiéndose en una herramienta ideal para las personas que desarrollan la mayor parte de su trabajo en la oficina. Para ello, el equipo integra procesadores Intel Core i7/i5/i3, 8GB de capacidad RAM, tarjeta Intel HD Graphics y DualView, y está dotado con una pantalla de 14 pulgadas (1.366 x 768 píxels) LED backlight, una bahía modular flexible y una duración de la batería superior a las 14 horas, estando siempre disponible con conectividad inalámbrica en cualquier momento y lugar, gracias a 3G/UMTS, WLAN y Bluetooth. Además, cuenta con teclado antiderrames y grandes opciones de seguridad, como el antirrobo, el sistema Computrace, BIO habilitadas, slot integrado SmartCard, un sensor opcional de huella dactilar, módulo TPM y SmartCase Logon+.

Penélope Mantiñán, jefe de producto de Clients de Fujitsu, afirma que “los clientes más exigentes demandan un equipo seguro, fiable y cuyo rendimiento sea eficiente en todo tipo de situaciones. El acceso constante y una gran flexibilidad son también características muy valoradas, y Fujitsu ha creado el Lifebook S710 para satisfacer esas necesidades del mercado profesional”.

www.fujitsu.es