Foxconn se suma a la tendencia de los smartbooks, mini portátiles que, a diferencia de los ya conocidos netbooks, utilizan procesadoresArm en lugar de Intel.

Algunas compañías, especialmente de telecomunicaciones y de China, han venido reclamando a Foxconn que desarrollara su propio smartbook dada su política de bajo precio, según Young Liu, asistente del CEO en Foxconn. Así, el rango de precio de este producto estaría entre los 100 y los 200 dólares, “menos que un netbook”, según Liu, quien también pronostica “una gran demanda para equipos por debajo de los 200 dólares”.

Así pues, y según este responsable, Foxconn trabaja en “menos de cinco smartbooks” en estos momentos, sin querer entrar en más detalles. Estos productos, que se conocen con el nombre en clave de Qboolks, utilizan diferentes versiones de Linux como sistema operativo, incluido uno muy similar a Moblin, la propuesta Linux de Intel, y otro desarrollado por la propia Foxconn. Además, la compañía también está valorando la posibilidad de incluir Android, de Google.

Estos smartbooks tendrán unas pantallas de entre 7 y 10 pulgadas, como los netbooks. Las primeras unidades llegarán al mercado el próximo año. Eso sí, Liu también reconoce que si Intel lanzase un procesador que pudiera competir en precio con los de Arm, también podrían incluirse en sus productos y fabricar, por tanto, netbooks.