¿Le gustaría tener un Tablet PC sin renunciar a las ventajas de un portátil? Intel quiere ponérselo fácil. La compañía ha presentado un prototipo de portátil del futuro, un diseño de referencia que amplía el Tablet PC “convertible” con un formato híbrido que despliega un teclado y también permite rotar la base de la pantalla para funcionar como Tablet PC. Su pantalla es de 12,1 pulgadas y el teclado es tan delgado (siete milímetros) que apenas resta movilidad al dispositivo. Por supuesto, Intel ha concebido Florence -así es como se llama- como un ordenador “siempre conectado”. Todavía no es más que un prototipo, pero seguro que los fabricantes toman buena nota. Más información en www.intel.com.