Flexiline, la división de Logic Control dedicada al ensamblaje de ordenadores personales, su posterior venta y distribución, quiere potenciar el segmento profesional a través de su gama de servidores. También prevé ofrecer servicios de redes a empresas, a través de outsourcing.

Flexiline, que cerró el año con una facturación de 2.800 millones de pesetas (el 85% procedentes de la venta de PC y servidores), se está decantando cada vez más hacia la fabricación de servidores, según el director de la compañía Baltasar Subirà. "Nos estamos dirigiendo hacia un público profesional porque el mercado de consumo está muy maleado". Por ello se apuesta por la especialización en servidores, que además incluiría la comercialización de redes a empresas. Las instalaciones de redes se realizarían por outsourcing a través de otra compañía. La previsión de facturación para el presente año es llegar a los 3.100 millones de PTA.

Flexiline, que también distribuye componentes y periféricos, cuenta con una división dedicada a la comercialización del software lúdico y educativo. Asimismo se encarga de la distribución de videoconsolas y accesorios. La tienda virtual de Flexiline (www.flexiline.es) permite al usuario comprar cualquier elemento del catálogo incluyendo PC. Sin embargo, según señala Subirà, en breve se podrán adquirir también servidores y ordenadores personales con configuraciones abiertas. La compañía ha trasladado recientemente sus instalaciones de fabricación a Cerdanyola del Vallés. La nueva planta, que ha supuesto una inversión de 200 millones de pesetas, multiplica por 12 la capacidad de almacenaje de la anterior ubicación.

www.flexiline.es