Tras tres años de desarrollo ven la luz los nuevos firewalls de última generación de la serie SuperMassive de SonicWALL, que presentan una arquitectura multi-core escalable que permite mantener los niveles de protección permitiendo conservar un ancho de banda de 40 Gbps.

Primero llegará el SuperMassive E10000, un firewall que cuenta con 24 cores, en dos series de 12 cores en paralelo, y, a finales del segundo trimestre le seguirán los modelos SuperMassive E10200, E10400 y E10800, de 24, 48 y 96 cores, respectivamente, que conseguirán situar el throughput del firewall en 40 Gbps y alrededor de 30 Gbps para el servicio de prevención de intrusiones y control de aplicaciones. Con este paso, SonicWALL culmina una evolución que hace unos años le llevó de la pequeña y mediana empresa a las compañías de mayor tamaño, y que le ha permitido tener una gama que cubre las necesidades de empresas o sucursales pequeñas, hasta las de grandes compañías de decenas de miles de empleados.

www.sonicwall.es