El software ha sido diseñado teniendo en cuenta el perfil de los usuarios que precisan de cierta movilidad y partiendo de un modelo load and go. Con este desarrollo de FileMaker la compañía da un paso hacia su estrategia orientada a las bases de datos móviles. Así, se ofrece a los usuarios total acceso a la información alojada en las bases de datos con total independencia de dónde se encuentren.

El software incorpora el conjunto de aplicaciones corporativas disponibles para la plataforma Palm OS. Además, permite al usuario con un único clic de ratón compartir bases de datos a través de Internet e intranet y acceder a ellas desde cualquier lugar del mundo.

Para el correcto funcionamiento del FileMaker Mobile se requiere el FileMaker Pro 5.0 v3 y ya se encuentra disponible a partir de 11.350 pesetas (68,28 euros).

www.filemaker.com