La juez del distrito federal Marilyn Hall Patel publicó un informe la semana pasada directamente del Ministerio de Justicia sobre el popular servicio de canciones en Internet y donde la industria discográfica compareció en los juzgados de San Francisco. En el pasado mes de julio, Patel ordenó cerrar Napster, pero el fallo fue aplazado dos días después de que una corte federal de apelación pudiera efectuar una revisión.

La novena corte del circuito de apelaciones manifestó la semana pasada que un requerimiento fue autorizado pero, a su vez, instruido por Patel quien introdujo modificaciones.

Los abogados de Napster y la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos tendrán un cambio en la vista para argumentar exactamente las modificaciones introducidas por Patel. La industria alega en el proceso que Napster ayuda y anima a infringir los derechos de autor permitiendo a los usuarios descargar millones de canciones de manera completamente gratuita. Napster por su parte ya hizo público su ofrecimiento la semana pasada de efectuar un pago a estas compañías por un importe de un billón de dólares durante el plazo de cinco años. De momento la BMG, compañía ligada al grupo Bertelsmann, ha firmado la propuesta lanzada por Napster.