Sin tener muchos conocimientos de informática un usuario puede modificar desde Windows la contraseña de CompuServe de otra persona pudiendo navegar en la Red a costa de otro.

Las pruebas realizadas por ComputerWoche (publicación de IDG Communications) alertan a los usuarios de Windows sobre la posibilidades de falsificación de su contraseña, hasta que CompuServe o Microsoft tomen medidas al respecto.