Google fue avisada recientemente ante una potencial vulnerabilidad que afectaba al servicio de correo, denominado Gmail. Desde este aviso, según Nathan Tyler –portavoz de la compañía- “hemos fijado ya la vulnerabilidad y todos los usuarios de Gmail presentes y futuros están seguros”

Tyler declinó discutir la naturaleza del problema aunque una fuente próxima a Google afirmó que el fallo podría provocar el control remoto sobre una cuenta de usuario.

El problema radicó en la autenticación de Gmail, puesto que el atacante podría robar los archivos –cookies- que identificaban a los usuarios, según ha publicado la revista israelí Nana Netlife.

La cookie permite al atacante entrar en Gmail como el usuario de una cuenta desde cualquier máquina y sin necesidad de disponer de las claves secretas. De hecho, el atacante podría seguir teniendo acceso a la cuenta de otro usuario aunque modifique su password. Google por su parte ha avisado que solamente una mínima parte de sus usuarios se han visto afectados.

www.google.es