El cofundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, acaba de anunciar  su intención de adquirir la compañía Instagram en una operación que podría materializarse esta misma primavera. “Durante años, nos hemos centrado en ofrecer a nuestros usuarios la mejor experiencia para compartir fotos con amigos y familiares y ahora seremos capaces de trabajar incluso más cerca de Instagram para integrar también las mejores posibilidades de intercambio móvil de imágenes. Es un gran momento para Facebook porque es la primera vez que adquirimos un producto y una compañía con tantos millones de usuarios y no espero que volvamos a hacer algo parecido”.

La aplicación móvil de Instagram, en un principio diseñada para su uso exclusivo en iPhones  ya está disponible también para dispositivos Android. Zuckerberg también ha querido dejar claro que quiere mantener Instagram como firma independiente y que sus usuarios podrán seguir subiendo sus fotos a otras redes sociales, comoTwitter, sin limitarse a utilizar únicamente Facebook.

Esta es una gran operación para Facebook, según Dan Olds, analista de la consultora The Gabriel Consulting Group. “Instagram puede ayudar a Facebook de varias formas. Primero, hay cerca de 10 millones de usuarios de esta red ahí fuera y la gran mayoría de ellos están utilizándolo para subir fotos a Facebook. Adquiriendo Instagram, se podrán integrar de forma más eficaz sus capacidades y funciones en el entorno Facebook”.

Ésta integración permitirá también a Facebook saber para qué están utilizando los usuarios Instagram y le dará la oportunidad de encontrar fórmulas para analizar y monetizar los datos, según el propio Olds.

Para el analista de Moor Insights & Strategy, Patrick Moorhead, este movimiento permitirá a Facebook ampliar las funciones que hasta ahora realizaba Instagram, integrar las distintas marcas y continuar innovando. “De esta forma, se convertirá en una réplica de Flikr”, asegura.