Gartner ha dibujado en su último informe un panorama bastante negativo para el futuro de las ventas de PC, marcadas por un contexto de débil economía global y la amenaza de la guerra contra Irak. No se trata de buenas noticias para los fabricantes de equipos de sobremesa, que han pasado por enormes dificultades durante los últimos meses.

Pese a todo, el informe de la consultora señala los primeros pespuntes de crecimiento en el mercado mundial para los resultados de 2002, con un 2,8%. Serán Europa Occidental y Estados Unidos quienes lo pasen peor. El mercado europeo verá un crecimiento negativo de –1%, mientras que en EE.UU. sólo se espera un crecimiento del 1,7%.

Mientras que las cifras de 2002 pueden suponer un nuevo batacazo, la situación podría mejorar sustancialmente a partir de 2003, con un crecimiento global del 10,3% para el próximo año, y un 11,5% para 2004, con un crecimiento anual cercano al 5% en el mercado europeo occidental. Gartner advierte, no obstante, que la inestabilidad económica y política podría provocar que esas cifras decayesen.

Gartner también atribuye el descenso en las ventas a la pereza de los usuarios para actualizar sus PC, y esta saturación de los mercados consolidados seguirá siendo un problema para aquellos que venden en mercados como Reino Unido y Estados Unidos.

No todo es negativo. El mercado de portátiles ha crecido un 6,1% según las cifras presentadas por Gartner. Otros factores que podrían ayudar a acelerar las ventas son las nuevas características como USB 2.0, Bluetooth y WiFi, y nuevos productos como Tablet PC.

www.gartner.com