Este encuentro supone el inicio de un período de 5 meses en el que se debatirán los retos de los usuarios y productores de TIC, en especial lo relativo a la convergencia de redes digitales, contenidos y dispositivos.

Se pretende identificar los principales obstáculos con los que se topan las TIC para su competitividad en Europa y el Task Force será el encargado de recomendar posibles políticas de respuestas. El calendario previsto señala final de año como límite para que se entreguen el informe a la Comisión Europea.

Cabe señalar que Task Force está compuesto por representantes de primer nivel de la industria de las TIC así como de la sociedad civil. Así, están en este grupo algunos de los principales directivos de empresas como Alcatel, Sun Microsystems, Microsoft, Cisco, Siemens o IBM.

Entre otros aspectos, el Task Force dedicará un apartado especial a analizar cuál es el entorno empresarial óptimo para la utilización, por parte de las PYMES, de las TIC. Así, también se estudiarán las posibilidades económicas, el apoyo a la innovación, el papel de las patentes o los sectores verticales y horizontales, así como la cooperación entre grandes y pequeñas empresas e instituciones académicas.