Durante los primeros meses de 2004 las fuerzas de seguridad han detenido durante los primeros 9 meses de 2004 a más de 3.000 personas relacionadas con la duplicación, distribución y venta de DVD ilegales a través del “top manta” o de los conocidos como “mochileros”.

En estos 9 meses se han incautado más de 250.000 DVDR con películas, cerca de 500.000 CDR con música y 80.000 con videojuegos. La presencia de vendedores ambulantes sigue en aumento, lo que ha convertido en España en el país con mayor índice de piratería de toda Europa. Jordi Molist, presidente de la FAP, afirma que “si no detenemos esto, terminaremos viendo libros pirata por la calle, como está empezando a ocurrir ya en Latinoamérica”.

En palabras de Molist, “estamos viviendo la peor situación de robo impune de la propiedad intelectual en España, un ataque sin precedentes a la industria cultural”. A pesar de la reciente modificación del artículo 270 del Código Penal, la FAP sigue viendo insuficiente e inadecuada la legislación existente. El año pasado se descargaron de Internet 6 millones de juegos y 10 millones de películas, y se vendieron en puestos ambulantes 1,6 millones de juegos y 9 millones de películas, lo que generó unas pérdidas cercanas a los 700 millones de euros. Según las previsiones esta cifra se podría duplicar este año.

Para acabar con este tipo de delitos la FAP considera importante “la ayuda de ciudadanos, policía y jueces”, como afirma Molist. Hasta que no se tomen medidas la industria tendrá que seguir luchando contra los distintos tipos de venta ambulante y contra la difusión de contenidos ilegales a través de Internet.