La Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual (FAP) ha cumplido 20 años desde su fundación, y ha querido aprovechar esta ocasión para exigir al gobierno las medidas necesarias para acabar con la piratería. Durante los primeros 9 meses de 2004 las fuerzas de seguridad han detenido a más de 3.000 personas relacionadas con la duplicación, distribución y venta de DVD ilegales a través del “top manta” o de los “mochileros”. Se han incautado más de 250.000 DVDR con películas, cerca de 500.000 CDR con música y 80.000 con videojuegos. La presencia de vendedores ambulantes sigue en aumento, lo que ha convertido en España en el país con mayor índice de piratería de Europa. Jordi Molist, presidente de la FAP, afirma que “si no detenemos esto, terminaremos viendo libros pirata por la calle, como está empezando a ocurrir en Latinoamérica”. Para acabar con este delito la FAP considera importante “la ayuda de ciudadanos, policía y jueces”.