La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) y el Ministerio de Sanidad y Consumo han presentado el nuevo código de autorregulación PEGI (Pan Europen Game Information), que establece la clasificación de videojuegos por edades.

El código PEGI ha sido elaborado durante los últimos 20 meses, en un proyecto que comenzó en mayo de 2001. Su objetivo principal es que los consumidores, en particular los padres y los educadores, cuenten con información suficiente sobre los videojuegos que pueden encontrar en el mercado, en España o en cualquier otro país europeo, para así poder elegir el que más se adapte a la edad del usuario. Esta medida pretende limitar la exposición de los niños a contenidos que podrían resultar inadecuados para su edad.

El código PEGI aporta dos novedades frente al sistema que ya entró en vigor en abril de 2001. La primera de ellas es la introducción de más edades intermedias, de forma que quedarían las categorías de más de 3 años, más de 7 años, más de 12 años, más de 16 años y más de 18 años. La segunda es la presencia de unos iconos descriptores de contenidos que especifican la razón por la que se ha clasificado el videojuego en la categoría de edad seleccionada. Los iconos utilizados responden a contenidos de Violencia, Palabrotas, Miedo, Sexo o desnudos, Drogas y Discriminación.

La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, ha afirmado que la adopción del nuevo código “es un paso adelante más en la unificación del sector a escala continental”. Este nuevo código es válido en 16 países de la Unión Europea, además de Noruega y Suiza.

www.adese.es