El Centro Nacional de Microelectrónica ha firmado un acuerdo con Epson Europe Electronics para cooperar en la creación de un grupo mixto que abordará el desarrollo de aplicaciones microelectrónicas para ASIC y Systems on Chip (SoC), sistemas completos más complejos que se utilizarán en las próximas generaciones de equipos portátiles de bajo consumo.

Este convenio responde a la nueva estrategia de Epson para el mercado europeo en dispositivos semiconductores.

El acuerdo con el CNM permitirá la creación de un segundo centro de diseño de hardware en Barcelona orientado al desarrollo microelectrónico, en especial de SoC. El objetivo es que ambos centros se complementen y trabajen con la sede en Alemania para vender estos de productos a diversos fabricantes, según Narcís Avellana, responsable del área de Epson. La telefonía móvil y la transmisión de datos son las principales áreas en número de proyectos para el mercado europeo de los ASIC, con el 60%. Le siguen las aplicaciones industriales (10%), electrónica de consumo (10%), la adquisición y proceso de datos (9%). Europa está todavía lejos del mercado de Estados Unidos y de Japón (5.000 millones de euros por los 11.500 millones y 8.700 millones previstos, respectivamente, para 2000), según Dataquest. En cambio se espera un significativo crecimiento del 19%.

Las mayores ventajas de los SoC son su reducción en el tamaño (hasta el 80%) respecto a las tecnologías tradicionales y un menor consumo (hasta el 60%). Es decir, los dispositivos podrán utilizar baterías más pequeñas y que duren mayor tiempo, con una reducción de costes también importante en el precio final de los equipos.

www.cnm.es