La nueva norma comunitaria entra en vigor hoy día 1 de julio coincidiendo con la época vacacional en la que muchos turistas europeos podrán beneficiarse de sus desplazamientos. De este modo, la nueva reducción en lo que a servicios de roaming de datos se refiere queda establecido en los 45 céntimos de euro por megabyte, la realización de llamadas a 24 céntimos el minuto, la recepción de llamadas en los 7 céntimos por minuto, y el envío de mensajes SMS a 8 céntimos.

Si echamos la mirada atrás podemos apreciar como las tarifas de roaming se van a reducir en un 91 por ciento frente a los precios que imperaban por parte de las operadoras allá por el año 2007. Por su parte, el coste de llamadas y mensajes de texto también ha caído en torno al 80 por ciento de su precio original.

Recordemos que estas medidas forman parte de las aprobadas por Bruselas de cara a la adaptación que tendrán que sufrir los países miembros de la Unión Europea. Para el próximo 1 de julio del año 2014 el pago por roaming dentro de la UE será eliminado por completo.