Los nuevos enchufes Ansmann utilizan la tecnología Zero Watt que la compañía ya empleaba en sus cargadores de baterías y que está creada para eliminar el consumo residual de los aparatos, esa pequeña cantidad de energía que siguen gastando cuando están "apagados" pero enchufados y que, a la larga, puede llegar a suponer un gasto más importante que el del equipo encendido.

El AES1 (12,99 €) es un enchufe-temporizador que desconecta cualquier aparato eléctrico después del tiempo de funcionamiento programado (de 15 min. a 8 horas). Se maneja con sólo una tecla y tiene un indicador LED del tiempo restante de funcionamiento.

El AES2 (24,99 €) es un enchufe temporizador controlado por infrarrojos y pensado para desconectar Televisores; equipos de alta fidelidad (HIFI), Receptores, reproductores DVD, etc. El enchufe interrumpe la corriente en cuanto los equipos conectados pasan a modo de reposo, con un consumo menor de 30 W, o bien cuando no se ha usado el mando a distancia durante una hora (función activable). Para volver a conectar la corriente basta con presionar cualquier tecla del mando a distáncia.

El AES3 (14,99) es un enchufe temporizador para ordenadores o mesas de trabajo con ordenadores aparte de Monitores, Impresoras, Scanner, Altavoces, etc. Desconecta los equipos cuando entran en modo de reposo y se pueden volver a poner en marcha pulsando la tecla roja durante tres segundos

Todos los enchufes son distribuidos en España por Rodolfo Biber SA, funcionan con suministro de 230V/50Hz, soportan una carga máxima de 2.500W/10A y tienen tres años de garantía