Durante los meses de julio a septiembre se vendieron en todo el mundo un total de 167 millones de teléfonos móviles, un 26% más que en el mismo periodo del año anterior. Nokia dejó de perder terreno frente a sus inmediatos seguidores Samsung y Motorola, consiguiendo una cuota de mercado del 30 por ciento y unas ventas de 51,7 millones de unidades (un 14% más que el año anterior). Samsung, por su parte, consiguió superar ligeramente a Motorola con unas ventas de 23 millones de unidades, que representan un incremento del 55% respecto al mismo trimestre de 2003. Por su parte, Motorola quedó en tercer lugar del mercado con 22,4 millones de unidades vendidas.

Los puestos cuarto y quinto del mercado fueron ocupados por Siemens y LG Electronics, con 12,8 y 11,1 millones de móviles vendidos, respectivamente.

www.gartner.com