NTT DoCoMo se ha propuesto terminar con los usuarios de su servicio i-mode que lo utilicen para distribuir mensajes de spam. La proporción de spamming en la red i-mode se ha incrementado notablemente en los últimos meses, afectando a gran parte de sus 44 millones de usuarios japoneses. La operadora espera atajar el problema penalizando a los usuarios de i-mode que utilicen sus terminales para enviar spam.

www.nttdocomo.com