Apple está muy asentado en el mercado de entretenimiento digital, gracias a la popularidad de su iPod y de la tienda musical iTunes, aunque en el terreno de los ordenadores personales su cuota de mercado es muy pequeña. A esto habría que añadir que la mayoría de los usuarios profesionales y domésticos optan por aplicaciones Microsoft y, por tanto, se muestran reticentes a adquirir sistemas Macintosh. Algo que, en opinión de los analistas, va a cambiar gracias al lanzamiento de Boot Camp. Es más, un analista de la firma American Technology Research, Shaw Wu, llega a preguntarse: “teniendo un Macintosh que ejecuta Windows, ¿quién va a comprarse un PC?”.

Gracias a Boot Camp, los usuarios de Macintosh con procesadores Intel podrán utilizar los sistemas operativos Mac OS y Windows XP indistintamente y en función de sus necesidades. Además, está preparado para soportar la próxima versión de Mac OS, Leopard.

En estos momentos, la participación del mercado de ordenadores personales de la compañía de la manzana es inferior al 3 por ciento a nivel mundial, pese a que el éxito de su reproductor musical ha generado unas mayores ventas de sus sistemas. Salvo en las empresas de diseño, las empresas generalmente utilizan los sistemas operativos de Microsoft así como el resto de aplicaciones de este fabricante, lo que ha perjudicado a Apple a la hora de conseguir clientes en el ámbito corporativo, según los analistas. “Boot Camp viene a echar por tierra el mito de que Apple no es compatible con el entorno Windows”, señalan otros expertos.

La idea de un sistema capaz de ejecutar estos dos sistemas operativos lleva rondando bastante tiempo, aunque la relación de Microsoft y Apple ha sido siempre de amor y odio. La disponibilidad de equipos Macintosh con procesadores Intel ha facilitado esta transición, pero lo que los analistas consideran como fundamental es que el próximo sistema operativo de Apple lleve incorporada, nativamente, esta herramienta.

En cualquier caso, los primeros análisis efectuados por los expertos del mercado ya auguran que en los próximos meses podríamos ver cómo Apple araña cuota de mercado a fabricantes como Dell, HP o Lenovo