La compañía japonesa Kenwood ha comenzado a vender lo que asegura que es el reproductor de música más pequeño basado en disco duro. HD10GB7 “Media Keg” cuenta con un disco duro de 10 GB, tiene unas medidas de 44 x 62 x 17 milímetros y mide 78 gramos. Tiene una pantalla OLED de 1,5 pulgadas en su frontal y un pequeño teclado situado exactamente debajo de la pantalla.

Reproduce archivos de audio en formato MP3, WAV y Windows Media, incluyendo aquellas que disponen de gestión de derechos digitales DRM10. Esto significa que puede reproducir canciones adquiridas en diversas tiendas de música online

La vida de la batería del reproductor es de 24 horas para los archivos en MP3 y de 20 horas para los de Windows Media, según Kenwood. También puede mostrar imágenes en formato .JPEG y la interfaz de usuario se puede leer en japonés, inglés, francés, italiano, alemán, holandés y español.

Saldrá a la venta en Japón a primeros de diciembre por un precio de 40.000 yenes (261 euros). De momento, no hay planes para sacarlo a la venta fuera de Japón.