La industria tecnológica taiwanesa se caracteriza por su enorme productividad y capacidad para fabricar grandes volúmenes de dispositivos a bajo coste, un factor que llevándolo al terreno de las grabadoras de DVD hace pensar en un probable descenso de sus precios. Compañías taiwanesas de grabadoras de DVD como BenQ o LiteOn han fabricado casi un millón de estos dispositivos sólo hasta la mitad del año, unas veinte veces más que el año pasado en el mismo periodo. Con estos datos, el estudio prevé que se lleguen a vender dos millones de grabadoras más en lo que queda de año, alcanzando en total los tres millones para 2004.

La fabricación de grabadoras de DVD se ha visto impulsada este año por el aumento de ventas en Norteamérica y Europa, reflejando una alta capacidad de las empresas taiwanesas en el suministro de componentes.

A nivel mundial, los fabricantes japoneses suponen el 50% del mercado de grabadoras de DVD, por un 10% de los europeos y el 6% y el 8% de Corea del Sur y China. Taiwán sería, según este estudio, el segundo productor mundial de grabadoras DVD, con el 25%.