El documento donde se refleja la prohibición de la utilización de sistemas inalámbricos es el "Pentagon Area Common Information Technology Wireless Security Policy". El texto refleja los potenciales peligros de la utilización de dispositivos inalámbricos en determinadas áreas del Pentágono. La utilización de ciertos tipos de dispositivos inalámbricos será permitido. Por ejemplo, los teléfonos móviles y las PDA podrán ser utilizadas aunque solamente en las zonas donde se permita su utilización. El documento también establece una serie de definiciones y responsabilidades para eliminar vulnerabilidades asociadas con las tecnologías inalámbricas. Sobre los dispositivos inalámbricos se recomienda que los usuarios utilicen mecanismos que incrementen la seguridad como el uso de passwords o autenticaciones basadas en certificaciones de llaves públicas o empleo de la biometría.