Desde el lanzamiento del Origami PC de Samsung (cuyo precio es de 1.100 dólares, unos 860 euros) en mayo en Estados Unidos se han vendido pocas unidades, por lo que la compañía ha decidido reemplazar el chip de Intel –más caro- por uno de AMD que le permita rebajar su precio. Esto permitiría que el equipo estuviera mejor orientado a estudiantes, trabajadores sanitarios y trabajadores móviles, que son los grupos de usuarios a los que la compañía quiere dirigir su producto.

El dispositivo, cuyo nombre oficial es Q1 Ultra Mobile PC pero que también es conocido por el nombre Origami con el que Microsoft se refería a él antes de su lanzamiento, tiene actualmente un procesador Intel Celeron M ULV (voltaje ultra-bajo) a 900 MHz. El chip que Samsung colocará en su lugar en otoño será de AMD, según la publicación Ars Technica.

Para Intel, este movimiento puede ser un tanto embarazoso, ya que en los últimos meses ha visto mermados sus ingresos y ha perdido cuota de mercado en favor de AMD. En gran medida esta pérdida se ha producido en el segmento de servidores, donde el chip Opteron de AMD ha superado a Itanium y Pentium.

Samsung lanzó su Q1 con una enorme campaña de marketing coordinada por Microsoft, cuya plataforma Origami (en la que se basa). Actualmente es el único dispositivo que hay en el mercado basado en este concepto de Microsoft, aunque se espera que la taiwanesa Asustek Computer lance un modelo similar llamado R2H este verano.

www.samsung.com

www.origamiproject.com