Echelon es una red de superordenadores y satélites de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) y está situada, además de en ese país, en el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Se dice que esa red es capaz de espiar las comunicaciones electrónicas en forma de faxes, llamadas telefónicas y correo electrónico. Los gobiernos estadounidense e inglés han negado repetidamente que esta red se use para realizar espionaje industrial, afirmando que el sistema fue creado para luchar contra el terrorismo, el blanqueo de dinero y el tráfico de drogas.

No obstante, el sistema ha irritado especialmente a Francia, que ha iniciado una investigación judicial preliminar para determinar si Echelon es compatible con la legislación francesa.

Una de las cuestiones que se plantea el comité de 36 miembros constituido por el Parlamento europeo reside en si la intrusión del gobierno deja adecuadamente protegidos los derechos y la privacidad de los ciudadanos europeos. Durante su mandato, de un año de duración, el comité considerará también si la encriptación proporciona una protección adecuada para garantizar la privacidad y cómo se puede lograr que las instituciones europeas estén bien informadas de los riesgos que entrañan dichas actividades.

El comité no tendrá poderes oficiales, aunque podrá invitar a personalidades clave para debatir la cuestión. Al final de su investigación, el comité emitirá recomendaciones para seguir iniciativas políticas o legislativas.

www.europarl.eu.int