El informe, construido en base a más de 11.000 encuestas realizadas a nivel mundial, señala que en un corto periodo de tiempo habrá mas gente que prefiera realizar sus transacciones de comercio electrónico a través del móvil que mediante Internet, lo que repercutirá en un aumento de ingresos de los operadores. Si las previsiones realizadas por MORI se confirman el número de usuarios de m-commerce se multiplicará por ocho.

Por lo que respecta a los hábitos de los usuarios de teléfono móvil, éstos contemplan el m-commerce como complemento a canales paralelos de comercio remoto como Internet. Aunque sus preferencias sobre el método de elección de pago dependen del tamaño de la transacción, la mayoría de los usuarios, un 90%, estaría dispuesto a pagar una cantidad extra por servicios de comercio móvil. Entre las razones que impulsarían a los usuarios a decantarse por el comercio en los dispositivos móviles se encuentra la comodidad, un mayor control sobre los gastos y la posibilidad de disfrutar de numerosas posibilidades de compra.

Para Reza Chady, responsable general de investigaciones de mercado de Nokia, el estudio demuestra que el mercado ve al m-commerce como extensión del comercio electrónico. "Mientras es un nuevo concepto para muchas personas, éstas esperando usar este método de pago en el futuro, lo que nos hace sentirnos seguros de que el mercado de masas potencial de m-commerce es enorme".

www.nokia.com