Con una dilatada trayectoria en el ámbito científico, Cristina Garmendia, doctorada en biología molecular, será la nueva ministra encargada de proponer y ejecutar las políticas en materia de universidades, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación. Asimismo, desde el nuevo ministerio, Garmendia se encargará de coordinar todos los organismos públicos de investigación de titularidad estatal.

Durante el acto de toma de su nuevo cargo, la responsable de Ciencia e Innovación ha expresado su voluntad de seguir impulsando los retos científicos y tecnológicos “y se identificarán aquellas necesidades de la sociedad que tengan respuesta desde la innovación”.

Para ello, Cristina Garmendia ha pedido la colaboración de todos los agentes involucrados en la transformación del país para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos e impulsar la competitividad económica.

Este nuevo gabinete de Ciencia e Innovación contará, además de con esta responsable, con personas procedentes, en su mayoría, de empresas del sector privado. Un gabinete que, además de fijarse como objetivo que España llegue a invertir en I+D en 2010 un 2 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto), centrarán gran parte de sus esfuerzos en aumentar la participación de las empresas en el sistema de innovación y en mejorar los niveles de eficiencia del sector público.

Otro de los retos a los que se enfrenta el gabinete de Cristina Garmendia es el referente a la deducción por I+D+i en el impuesto de sociedades, que tiene su fecha de caducidad en 2011 y cuya prolongación ya se ha demandado desde el sector empresarial.

No obstante, a pesar de todos estos cambios en el ámbito ministerial, queda aún por concretar qué ministerio será el encargado de todos los asuntos relacionados con la Sociedad de la Información y dónde quedará enmarcada la hasta el momento Secretaría de Estado para las Telecomunicaciones.