El mercado de pilas de litio sigue creciendo conforme se desarrollan nuevas tecnologías y surgen productos que requieren este tipo de sistemas, según se ha desprendido de un estudio estratégico realizado por Frost & Sullivan. Según el mismo, se espera que de los 150,2 millones de dólares que facturó en el año 1996, pase a 888 millones para el año 2003.

Este incremento del uso de pilas de litio en un gran número de bienes de consumo es debido, principalmente, a su alto rendimiento y buen precio, además de una mayor capacidad y un formato más lidera y que ocupa un menor espacio.