En el período 2002-2007 el valor del mercado de la formación para empresas aumentó a una tasa media anual del 7%, cifrándose en 1.165 millones de euros al cierre del último año. Así lo pone de manifiesto el estudio Formación para Empresas, elaborado por DBK.

Según el informe, los programas abiertos se mantienen como los de mayor importancia, al suponer cerca de la mitad del negocio total, si bien en los últimos años han venido perdiendo importancia frente a los programas a medida del cliente, que representaron algo más del 40% en 2007. La formación presencial acapara el 80% del mercado, si bien ha registrado una pérdida de participación en los últimos años frente al avance de otras modalidades. Así, la formación on line supone ya el 7% del negocio total, mientras que el resto de modalidades a distancia y las fórmulas mixtas acaparan el 13% restante.

Las empresas de consultoría/formación, asegura el estudio, obtuvieron en 2007 una facturación en el sector superior a los 1.000 millones de euros, lo que supuso un 6,5% más que en 2006, mientras que las universidades y escuelas de negocios contabilizaron unos ingresos de unos 150 millones de euros, manteniendo una tasa de crecimiento medio anual del 8,4% en el período 2002-2007.

Estructura de la oferta

La oferta de servicios de formación para empresas estaba integrada en 2007 por unas 2.750 compañías, cifra que ha registrado una trayectoria al alza en los últimos años. La mayor parte de los operadores son empresas de pequeña dimensión especializadas en formación. Las cinco primeras compañías del sector reunieron en 2007 el 10% del volumen total del negocio generado, mientras que las diez primeras concentraron una cuota de mercado conjunta cercana al 15%, lo que refleja la alta fragmentación de la oferta sectorial.

Finalmente, la evolución de la actividad de formación para empresas para los años 2008 y 2009 están marcadas por el deterioro de la coyuntura económica, que se está traduciendo en un recorte de los gastos en formación.