Las significativas reducciones de precio que tuvieron lugar a principios de año en el mercado han actuado como catalizador para una fuerte demanda de impresoras monocromas de gama baja en el segmento SOHO, estimulando la penetración del color en el entorno de oficina. Además, la presión continuada de los fabricantes para abaratar los precios de venta han incentivado las ventas en el segmento de consumo, especialmente en el área de productos multifunción.

HP continúa liderando el mercado, con casi 18 millones y medio de unidades vendidas. Sin embargo, el fabricante ha perdido algo de terreno en términos de porcentaje de mercado (bajando del 40,1 al 38,4%) a pesar de responder a la presión de los competidores mediante nuevos programas de canal, campañas en la prensa y precios más bajos.

En segundo lugar, aunque bastante alejado del primer puesto se sitúa Epson, que ha obtenido un 15,8% del porcentaje, perdiendo casi dos puntos con respecto al pasado ejercicio, en el que consiguió un 17,7%.

Por su parte, Canon lanzó nuevos modelos durante 2005 que se han hecho con el favor del público, lo que ha hecho ganar 32,7% de porcentaje interanual. La compañía ha rebasado en 2005 la cifra de siete millones y medio de productos vendidos. Quien parece haberle pasado algo peor ha sido Lexmark, cuyas ventas han decrecido 11,3 con respecto a 2004.