Una idea que surge en marzo de este mismo año, con el que se pretende conseguir la excelencia en materias de educación, investigación e innovación. José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión, ha asegurado que este instituto es parte de la estrategia de este organismo “para crear un entorno dinámico y próspero para la investigación, la formación y la innovación. Necesitamos que estas tres áreas cooperen más. El EIT será más que un simple operador en estos vértices: será un modelo de referencia en toda Europa”. Es más, Barroso confía en que este instituto sea un símbolo europeo de “nuestros renovados esfuerzos de crear una sociedad competitiva, que proporciona mejores trabajos y prosperidad”.

De hecho, este instituto es un complemento a otras acciones que se están llevando a cabo desde la UE con el fin de reforzar la innovación en Europa. De hecho, la innovación será el eje sobre el que girarán las otras dos áreas (investigación y educación) y las empresas serán los principales socios de la estrategia del EIT y estarán implicadas directamente en las actividades de educación e investigación.

Por último, cabe señalar que la Comisión seguirá preguntando a los estados miembros antes de determinar las funciones y organización definitiva de este nuevo organismo.