Aunque la creación de este Instituto se encuentra aún supeditada a la aprobación por parte del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, se espera que se encuentre en funcionamiento en 2008 gracias a un presupuesto estimado de 2.400 millones de euros para un periodo inicial de 5 años. La financiación correría a cargo de fuentes públicas y privadas.

El Instituto nace con la idea de convertirse en el buque insignia tanto de innovación como investigación y enseñanza superior en Europa, al combinar el mundo universitario con el empresarial y el relacionado con la investigación.

El Instituto quedaría supervisado por una Junta de Gobierno, compuesta por un grupo equilibrado y representativo de 15 personas del entorno empresarial y de la comunidad científica, así como otros 4 miembros que representarán al personal y los estudiantes de dicho Instituto y sus comunidades de conocimiento e innovación.

Además, evaluará los avances hacia los objetivos acordados y coordinarán los trabajos en cada área estratégica.