Más de 220.000 asistentes, según los últimos datos

facilitados por la organización, abarrotan los pasillos de un Comdex que está marcado por el concepto de pervasive computing: los organizadores de

Palm y Handspring; los Pocket PC de Compaq, HP o Casio; y los móviles con capacidad PDA de Ericsson y Nokia, protagonizan una edición que parece más dirigida al gran público que a los profesionales de Tecnologías de la Información en las empresas. Así, escasean las acreditaciones de “corporate buyer” y sorprende el número de visitantes no profesionales que acuden a las diferentes presentaciones de productos y conferencias. Entre estas últimas,

hay que destacar la conferencia inaugural de Bill Gates que reunió a 16.000 seguidores en el MGM Grand Arena, y que sirvió para que el Chief Software

Architect de Microsoft presentara el Tablet PC, un nuevo concepto de ordenador con aspecto de bloc de notas y capacidad de conexión inalámbrica.

Por su parte, Michael Dell se mostró cauto sobre el mercado de los handhelds y aseguró en su presentación que su compañía esperará a que el mercado se consolide y exista una plataforma de referencia antes de lanzar productos en esta área. De hecho, Dell aseguró que el futuro de la compañía reside en los

servidores y los sistemas de almacenamiento. En un sentido diferente se expresó Carly Fiorina, CEO de HP, en su conferencia centrada en el concepto de

e-services y en la que anunció un acuerdo con Nokia por el que la compañía finlandesa incluirá software de HP en sus teléfonos para conectarse a diferentes dispositivos como impresoras o PC.