De esta cantidad, el Ministerio del Interior aportará 11,88 millones de euros, mientras que los 34 millones restantes procederán del Mityc. Con ello, el objetivo es dar un nuevo impulso a la implantación de DNI electrónico en nuestro país. Concretamente, con esta dotación económica, ambos ministerios confían en llevar a cabo actuaciones de potenciación y adaptación de la infraestructura del CPD (centro de proceso de datos), con la instalación de un centro alternativo para seguridad, así como la adaptación de los locales de las oficinas de expedición y la adquisición del equipamiento informático necesario para el despliegue del nuevo documento.  

Gracias a esta aportación económica, también se prevé la contratación de los servicios necesarios para el despliegue de este documento según el calendario previsto, y llevar a cabo otras acciones para facilitar su implantación, como actividades para la divulgación y promoción del DNIe, o la asistencia técnica al ciudadano.  

Esta dotación económica en enmarca dentro del Plan Avanza, el cual cuenta con una financiación total para la implantación del DNI electrónico de 77 millones de euros a lo largo de este año. Esta cantidad se suma a la cantidad que aportarán las Comunidades Autónomas para co-financiar esta implantación, y que se estima en otros 7 millones de euros.