Este DNI digital pretende constituirse en el respaldo definitivo para la consolidación del comercio electrónico entre las empresas y los consumidores.

Gracias a este convenio, las Cámaras de Comercio canarias percibirán cada una cinco millones de pesetas para la puesta en marcha de este servicio. Por su parte, los empresarios de esta comunidad autónoma podrán adquirir este sistema de certificación digital a un precio que oscilará entre las 4.500 y las 20.000 pesetas, lo que supone un 53 por ciento más barato que si se adquiere a precio de mercado.

Según las previsiones de la Asociación Nacional de Correo Electrónico, al final de este año en Canarias se alcanzará un volumen de negocio de 6.500 millones de pesetas, cuando el pasado año la actividad de compra-venta en la red se cifró en 2.600 millones de pesetas, y se espera que en el 2002 se alcancen los 70.000 millones de pesetas.

El acto de la firma del convenio estuvo encabezada por el consejero de Industria y Comercio, Lorenzo Suárez, así como los presidentes de las cámaras de Las Palmas, Angel Ferrera, y de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González Martín.