De acuerdo con el estudio ahora hecho público, las comunidades autónomas que destinaron mayores gastos en innovación han sido Madrid, con un 27,9 por ciento sobre el total de gastos, Cataluña, con un 25,6 por ciento sobre el total de gastos, y el País Vasco, con un 9,9 por ciento. No obstante, las comunidades autónomas que, pese a no liderar el gasto en innovación han registrado un mayor crecimiento respecto al año anterior, han sido Baleares, con un 126,4 por ciento, Canarias y La Rioja, con un 46,3 y un 33,7 por ciento respectivamente.

De forma más global, el 27 por ciento de las empresas españolas fueron innovadoras durante el periodo 2003-2005. Además, del gasto en actividades innovadoras que en 2005 ha ascendido a los 13.636 millones de euros, el 56,2 por ciento de esta partida se ha destinado a I+D interna y externa, siendo la adquisición de maquinaria y equipo la segunda actividad innovadora, con un 30,37 por ciento del gasto.

En lo que a sectores se refiere, el industrial aglutinó el 56,3 por ciento, seguido del sector servicios, con un 40,8 por ciento. En este sentido, el sector de correos y telecomunicaciones es el cuarto en gastos de innovación.

De acuerdo con Juan Mulet, director general de la Fundación Cotec, “la innovación basada en el conocimiento que genera valor en las empresas españolas sigue evolucionando, lo que demuestra la importancia del peso de la generación del conocimiento”.